CURIOSIDADES: La Jara Pringosa.

Flor de la JaraLA JARA

Nombre común o vulgar: Jara común, Jara pringosa, Jara de las cinco llagas, Jara negra.

Nombre científico o latino: Cistus ladanifer

Etimología: el nombre específico de ladanifer alude a la producción de ládano, utilizado antiguamente como medicinal y actualmente en perfumería como fijador.

La jara forma parte importantísima de los matorrales mediterráneos y algunas son especies pioneras en la recuperación de suelos degradados, en especial después de un incendio forestales. Incluso viéndose su expansión favorecida por ellos, ya que son especies pirófitas y sus semillas se abren y germinan antes ayudadas por esa situación.

Son plantas de hoja perenne, leñosas y arbustivas, de 1,5 a 3 m de altura. Suelen formar masas compactas que cubren totalmente el territorio en el cual habitan, formando un matorral espeso. El suelo que prefieren para desarrollar la vida suelen ser ácidos (graníticos, pizarrosos como los que hay en los municipios de la Mancomunidad del Embalse del Atazar) pero casi nunca calizos. Esto se aprecia muy bien en la Senda del Barranco, donde pasamos de un suelo calizo (Patones de Abajo) y no hay rastro de jaras, a un suelo pizarroso (Patones de Arriba) donde ya podemos ver jarales.

Las ramas superiores, las hojas y la inflorescencia, son viscosas por estar recubiertas de una sustancia que secreta la planta, el ládano. Las hojas son de color verde oscuro por el haz y blanquecinas por el envés. Las flores son grandes de 5-10 cm. de color blanco puro, generalmente con una mancha rojiza en la base de sus pétalos, regulares, hermafroditas y con cinco grandes pétalos, a menudo arrugados que caen fácilmente de la flor, pero a pesar de ello tiene tantas flores que podemos ver un manto blanco sobre ellas en la época de floración. Tienen numerosos estambres que producen gran cantidad de polen, atrayendo así a insectos, como las abejas que luego producirán miel riquísima de jara. Sus frutos son cápsulas formadas por 5 ó 10 hojas carpelares, que se abren a la madurez en 5 ó 10 cavidades con numerosas semillas. También, gracias a la dureza de su madera, desde antaño se usaba en la fabricación de pequeñas herramientas o piezas que estuvieran expuestas a un gran rozamiento, y por supuesto, también como excelente leña.

¿SABÍAS QUE…?

En el pasado, un producto muy apreciado,  aunque ya abandonado, era el llamado ‘mangla’ o ‘maná de España’. Es un exudado azucarado que aparece de modo irregular, formando copos blancos o amarillentos en la heridas de los tallos y cicatrices de las hojas en las ramas de la jara. Su composición es a base de glicocistina, un “azúcar” propio de los Cistus, con sabor dulzón y que es ligeramente resinoso. Entre otras cosas, se utilizaba para combatir la tos, pero más a menudo se recolectaba y daba como golosina para los más pequeños.

Respetad el medio ambiente, todos lo agradeceremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: