MANCOMUNIDAD EMBALSE DEL ATAZAR: PUNTOS DE INTERÉS GEOLÓGICO.

Con esta entrada quiero dejaros algunos de los datos para que os organicéis una bonita senda alrededor del Embalse del Atazar, en la cual se pueden descubir muchísimas cosas… Adentraros en el mundo de la Geología…

He numerado las paradas para su mejor identificación.

1. El meandro abandonado del Lozoya: Pasado la Presa del Atazar el río Lozoya serpentea el terreno pizarroso y deja en su margen lo que antaño fue un meandro. La observación de este meandro abandonado nos permite estudiar la dinámica fluvial y las acciones erosivas del río Lozoya. Los depósitos de sedimentos provocados por la circulación del agua con aportes erosivos provocaron el nuevo cauce que hoy observamos.

2. El entorno de la Presa de El Atazar: Podremos observar, a ambos lados de la Presa, la afloración de pizarras negras de gran homogeneidad. Estas pizarras se componen fundamentalmente de micas y cuarzo microcristalino. La alteración a lo largo del tiempo de estas rocas ha dado como resultado la presencia de arcilla. El paisaje abrupto en este punto es de gran belleza.

3. La travesía de las Cuestas: aquí se podrán realizar numerosas obervaciones de tipo geológico: estratigráfico, geomorfológico, tectónico e hidrológico. Se podrá estudiar la afloración de pizarras del Ordovícico, las series calcáreas reconocibles por los tonos ocres y negruzcos, los relieves y valles erosionados, la serie cretácica representada por conglomerados y areniscas o el valle del Jarama y la confluencia del río Lozoya con el Jarama, caracterizada por rocas sedimentarias y un espeso bosque de ribera.

4. El entorno del Pontón de la Oliva: Este punto destaca por la presencia de bandas homogéneas de calizas cretácicas, cuyo paisaje recuerda a los cañones calizos del centro de la Península. Además se podrán admirar la presa más antigua de la Comunidad de Madrid, construida sobre el sistema kárstico de la zona, y el yacimiento paleontológico más antiguo del Cuaternario en la región.

5. La cueva del Reguerillo: Con sus tres pisos y sus cerca de 10 km de desarrollo La Cueva del Reguerillo se encuentra en la banda cretácica que bordea la Sierra Norte de Madrid, formada por calizas y margosas. Declarada en 1944 Monumento Histórico-Artístico la cavidad contiene abundantes fósiles entre los que destacan restos óseos del oso de las cavernas. Actualmente el acceso a la cueva está restringido.

6. La vega del Jarama en Patones: La unión del río Lozoya con el Jarama en el municipio de Patones da como resultado la formación de isletas sedimentarias causadas por los derrubios aluviales. En estas formaciones sedimentarias se mezclan los aportes característicos de los dos ríos: yesos, calizas y dolomías del Jarama y pizarras, esquistos y cuarcitas del Lozoya. En época de lluvias se podrán observar el transporte activo de estos sedimentos y el color rojizo que adquiere el Jarama.

7. El Barranco de las Cuevas Se podrá observar el afloramiento de un completo registro sedimentario correspondiente al periodo Cretácico. Este corte estratigráfico representa la referencia para muchos geólogos y en él se puede estudiar la sucesión de unidades litoestratigráficas. Arenas de depósito aluvial, limos, arcillas, areniscas dolomíticas, margas y calizas son la gran parte de elementos presentes en este punto.

8. El Barranco de Patones: representa una de las típicas torrenteras de la zona y en él se podrá estudiar de manera práctica alguna de las diferentes accione geológicas del agua como la erosión, el transporte y la sedimentación. El cauce del arroyo de Patones transcurre por pizarras del periodo Ordovícico transportando los restos erosionados de esta roca.

9. Los Esquistos en El Berrueco: Este punto destaca por la presencia de esquistos, poco usuales en la región donde predominan los granitos y las pizarras.
La aparición del esquisto se debe a la falla de La Berzosa, producida en la orogenia Herciniana. Esta roca metamórfica representa micas visibles a simple vista (también llamados micaesquistos) y el mineral más abundante es la biotita. El color del esquisto en esta zona es bastante oscuro, con brillos metalizados.

10. La Historia Geológica del Lozoya: desde esta singular atalaya se podrán observar los diferentes paisajes que caracterizan la Sierra Madrileña; desde los berrocales graníticos de la zona Oeste, pasando por el paisaje de gneises, hasta las pizarras y cuarcitas de las zonas Norte y Este. Se estudiarán los diferentes suelos y la cobertura vegetal según la roca que los sostiene.

11. Los Bolos Graníticos de El Berrueco: son formaciones esferoidales típicas de los berrocales de esta región. Éstos se forman a través de procesos de alteración física y química del granito. Se podrá estudiar como la vegetación, el agua y el aire ayudan a estos cambios.

12. La Garganta del Lozoya: mirando hacia el sur desde la presa de El Villar se observa la garganta que forma el río Lozoya. La formación de este abrupto paisaje se debe a la acción erosiva del agua que a lo largo de miles de años ha escavado y modelado este rincón. La roca representada en esta zona es el gneis, compuesta por mica, feldespatos y cuarzo principalmente. Otro punto de observación es la presa de El Villar construida sobre la roca metamórfica.

Espero que os guste y volver a veros muy pronto.

Buen camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: